Crooked Stave

Desde el inicio de Crooked Stave a finales de 2010, el dueño y maestro cervecero Chad Yakobson y su equipo se han aferrado a su declaración de misión, «calidad que nunca se compromete». Sus cervezas únicas son un testimonio del cuidado y el compromiso que aportan en su operación, desde la creación de complejas cervezas, a la forma en que quieren que sean empaquetadas y distribuidas. Cuando el equipo Stave decidió meterse en el tema de las latas, sabían que la automatización iba a ser importante, pero no solo automatización por el bien de la automatización.

«Para nosotros, siempre ha sido todo por la calidad, una de las cosas más importantes dentro de nuestra visión y misión en la cervecería, que es: «calidad, nunca se compromete» y eso fue algo muy importante para nosotros antes de trabajar con latas, pero también analizar el proceso de cómo hacerlo, es decir, no solo la línea de enlatado en sí, es todo el proceso hasta el final «.

beer cans on a conveyor line

Cuando Chad empezó a preguntar por las mejores opciones para cubrir sus necesidades de empaque, escuchaba repetidamente el nombre de Ska Fab. La confianza fue clave para tomar una decisión tan importante para su floreciente cervecería, y como empresario, vio la misma atención al detalle que él utiliza en la creación de sus productos en el enfoque propio de Ska Fab.

«Podíamos poner nuestra confianza en ellos, cuando comenzamos con el proceso de nuestra línea de enlatado, para llegar a la línea que realmente necesitábamos.»

El boca a boca pudo haber unido a Crooked Stave y Ska Fab, pero lo que realmente fomentó una excelente relación de trabajo, fue la ejecución del proyecto después de que terminaron todos los saludos y formalidades. Ska Fab se preocupó por darle a Chad y su equipo lo que necesitaban, trabajando con ellos en cualquier idea o cambio que surgiera. El equipo de Stave estaba confiado en que podían hacer modificaciones para poder cumplir con su «Stave Standard», y las personas de Ska Fab iban a hacer que funcionara.

«Es fácil trabajar con alguien que te cae bien y respetas, pero que también va a anteponer la calidad de la misma manera que nosotros lo hacemos. Vamos a trabajar con el fabricante que ofrece productos de mayor calidad, y que va a trabajar con nosotros para construir esta relación. Ska puso todo eso ante todo, de inmediato «.

man operating beer canning line

Al final, no había mucho que Crooked Stave necesitara hacer para llevar el proyecto a donde necesitaba llegar. Una vez que transmitieron sus necesidades al equipo de Ska Fab, pudieron elegir todo lo que necesitaban para la línea de sus sueños, y luego sentarse y dejar que los expertos hicieran su trabajo. Les dio mucha tranquilidad al equipo de Stave el poder confiar en que el conocimiento y la experiencia de Ska Fab les resultaría en el producto de la más alta calidad posible.

«Necesitábamos una integración perfecta desde el principio hasta el final, y eso es algo que Ska fue capaz de ofrecernos «.

Ahora que han tenido su línea en funcionamiento durante un par de años, se fusiona perfectamente con su espacio cuidadosamente curado. Caminando por el lugar, puedes ver su declaración de misión incorporada cada rincón – «calidad, nunca se compromete». La atención al detalle y el enfoque son primordiales, y con eso viene la calidad. Crooked Stave ha podido aumentar considerablemente su operación desde la implementación de su línea de empaque, abriendo una segunda taberna en Fort Collins y la reapertura de su taberna original Friends & Family en el vecindario Sunnyside en Denver. ¡Y no se van a detener ahí! Si bien su configuración actual les funciona en este momento, la versatilidad del equipo de Ska Fab ha hecho posible, no sólo la operación hoy, sino también soñar con nuevos emprendimientos para el futuro. No están comprometidos con ningún equipo en particular, y eso deja muchas puertas abiertas para la joven cervecería.

line operating by man

«Con esta línea de enlatado, nos hemos unido como equipo y hemos hecho que el equipo de Ska Fabricating se adecue a nuestras necesidades, sabemos que podemos seguir utilizándolo más allá de esta línea. Si queremos para traer nuevas líneas de enlatado para trabajar más rápido, para continuar con este nivel de automatización, todo eso está ahí con nuestro equipo Ska Fab. Si queremos poder cambiar nuestro sistema de empaque, o cambiar algo de la línea, todo está construido para que podamos hacerlo. Podemos agregar, agregar, continuar, crecer. Eso fue realmente importante para mí, poder hacer eso”.

Con las herramientas, el equipo y la conducción correctos al alcance de la mano, el cielo es el límite para Crooked Stave, cuya distribución está floreciendo en los mercados estatales y en todo el país. Ska Fa ha tenido el honor de ser una pequeña parte de su historia de éxito, y parece que Chad siente lo mismo.

«Sin duda recomendaría Ska Fabricating a nuestros compañeros que trabajan en la elaboración de cerveza artesanal, es muy fácil para mi decir esto, porque todos en nuestra industria también recomiendan Ska. Soy afortunado de tener empleados que han trabajado con equipos Ska en otras cervecerías, por que es otro ejemplo de cómo su reputación habla por si sí misma. Yo los recomendaría, como todos nos los recomendaron a nosotros”.

Puedes saber más sobre Crooked Stave Artisan Beer en su sitio web aquí.